Do it yourself

Volviendo a lo esencial: pan casero

Hace días que le doy vueltas a esto de volver a lo esencial, entendiendo esto último como la base de todo. Creo que vivimos en una sociedad donde todo se ha complicado demasiado. Tenemos muchas necesidades creadas por los medios, por la publicidad, por nosotros mismos. Y a veces olvidamos lo que de verdad importa: un abrazo, una palabra, una conversación. Y me gustaría transmitirle a Lucía, dentro de las limitaciones sociales de nuestro entorno claro está, todo esto. Por eso, cuando Lidl me ofreció la posibilidad de probar su panificadora, me pareció una actividad muy interesante.

No me gustaría que mi hija creyera que todo las cosas que tenemos provienen de una tienda. Sino que somos capaces de crear con nuestras manos.

Entre las dos, elegimos un pan panadero, sencillo y auténtico. No os pongo la receta, porque en realidad la máquina trae un recetario, pero lleva harina, agua, leche, aceite de oliva y levadura.

El proceso de elaboración es sumamente sencillo. La máquina lo hace prácticamente todo. Por lo que es ideal para hacer con niños pequeños. Además ofrece posibilidades para ir más allá: por ejemplo, hacer una masa y luego crear barritas, palitos, lo que sea.

Lucía se implicó muchísimo durante todo el proceso: preparando los ingredientes, mezclándolos, colocando la cubeta…

De hecho, estoy deseando indagar más en su funcionamiento: hace masa de pizza, pasta fresca, e incluso mermeladas!

Processed with VSCO with a5 preset

Me encantan estas actividades junto a mi pequeña 😉 Es muy aplicada y curiosa. Y, ahora que se va haciendo mayor, podemos hacer cosas cada vez un poco más complicadas.

El proceso total es un poco largo (unas 3 horas más o menos), por lo que hay que prever otra actividad mientras la panificadora hace su trabajo. Pero el resultado es un pan esponjoso, suave, con mucha miga… Ideal para los peques! Además es completamente natural.

Bueno, este ha sido nuestro primer contacto con el pan casero. Y estamos muy contentas. Seguiremos investigando con la ayuda de esta máquina, que es una súper buena inversión (es muy barata, cuesta unos 50€). De hecho, ya me he informado sobre cómo hacer nuestra propia masa madre, y seguro que nos ponemos con ello en breve. ¡Prometo mostrároslo!

 

p.d. si tenéis consejos al respecto, son bienvenidos, ya que la cocina y yo estamos conociéndonos como quien dice 😉

 

You Might Also Like

1 Comentario

  • Reply
    Catia
    5 mayo, 2016 at 13:55

    Hola,
    El libro de recetas que tiene cual es?

    Gracias

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies