Deco

Pisos pequeños: cómo ganar metros cuadrados con puertas correderas

Ya me he resignado a que esto de mi Diario de reforma no acabará nunca. Y utilizo el verbo resignar con media sonrisa en los labios. Y es que confieso que me encanta 😉 Hoy, os quiero contar mi último cambio en casa: he cambiado algunas puertas. Y, lo más importante, he sustituido algunas de las viejas puertas abatibles por unas puertas correderas de Leroy Merlin. ¡Y no sabéis el cambio que ha supuesto! Mi piso es pequeño, no llega a los 80m2. Por eso, hay que optimizar el espacio.

Puertas abatibles vs puertas correderas

Una puerta corredera es la que se abre y se cierra deslizándose de manera paralela a la pared en sentido horizontal. Y una puerta abatible es la que cuenta con unas bisagras que le permiten pivotar hacia dentro o hacia fuera para abrirse o cerrarse.

En casa, todas las puertas eran abatibles. Y en espacios limitados, como la cocina o el baño, representaban unos metros cuadrados muertos, utilizados únicamente para abrir o cerrar las puertas. Además nosotras, normalmente, tenemos todas las puertas abiertas, por lo que el espacio se pierde. Por eso, decidí cambiar estas dos puertas por unas correderas.

Lo fantástico de este tipo de puertas es que no ocupan espacio, no molestan, tanto si están abiertas como cerradas. Se instalan mediante unas guías superiores, que van cubiertas por un embellecedor o no, según el modelo. Existen puertas empotradas en la pared, pero si las paredes no son muy gruesas, como es mi caso, y si no os queréis meter en una obra, es una solución estupenda. Además no son muy pesadas, y los niños pueden abrirlas y cerrarlas sin apenas esfuerzo. Y, nota importante, se deslizan suavemente por lo que no hay riesgo prácticamente de pillarse los dedos.

Ganando metros cuadrados

Como os decía, una puerta abatible implica que necesita un espacio para abrirse y cerrarse. Y si, además, soléis tener las puertas abiertas en casa, como es nuestro caso, ese espacio se pierde. Forever. En la siguiente imagen, se ve la diferencia: la foto está tomada desde el interior de mi cocina. Y, de hecho, estoy ahora mismo pensando qué poner en ese rincón que he ganado… Se admiten propuestas 😉

leroy-merlin-puertas-correderas-0

De momento, he colocado el taburete de Lucía, que siempre estaba en danza por la cocina y me molestaba un montón… Ahora, ya no hay obstáculos mientras cocino… Pero me estoy planteando colocar una madera a modo de pequeña barra y un taburete para que mi hija meriende o pinte mientras yo estoy en la cocina. Lo cierto es que del otro lado (lo podéis ver en la foto inferior) siempre estaba el dichoso taburete, y ahora he ganado un espacio para moverme, para dejar las bolsas de la compra, etc.

Elegir la puerta

La elección de la puerta es un tema importante. En mi caso, tenía bastante claro que tenían que ser blancas y discretas. Y macizas. El modelo Noruega de Leroy Merlin me pareció perfecto para mi. En el piso había puertas huecas y de calidad dudosa. Y esos detalles hacen que el piso parezca de menor calidad. Cuando empecé la reforma, las pinté, pero este tipo de puertas son lo que son y no se les puede pedir más…

El color blanco da luminosidad y amplitud a cualquier espacio. Y si vuestro piso es pequeño, no debéis tenerle miedo.

Y encaja perfectamente con el esquema de color que estoy siguiendo en prácticamente todo mi piso: blanco, madera natural y tonos neutros (marrones, grises y azules).

Tengo que confesar que cuando abro la puerta de casa y entro en este ambiente, me lleno de tranquilidad y paz. Y creo que estas puertas se integran perfectamente tanto en la cocina como en el baño. ^^

Este modelo de puerta, existe también en versión abatible, con o sin vidriera. De hecho, aproveché para cambiar la puerta abatible del comedor, que tenía el vidrio roto y no cerraba del todo bien.

Poco a poco, voy mejorando pequeños detalles en casa. Y cada pequeño cambio, supone un gran avance. Cada día que pasa, nos sentimos mejor, más en casa. No puedo sentirme más feliz y orgullosa, de este camino que emprendí hace algunos meses.

Seguimos con nuestro particular Diario de reforma, ¿nos acompañáis?

You Might Also Like

3 Comentarios

  • Reply
    Sofía
    23 agosto, 2016 at 11:26

    Me encanta tu diario de reformas. Tu casa está quedando preciosa.

  • Reply
    Nueve meses y un día después
    23 agosto, 2016 at 19:54

    Me encantan esas puertas por lo que comentas, se aprovecha mucho el espacio. Desde luego qué precioso y acogedor te ha quedado, no me extraña que estés orgullosa.

  • Reply
    Tomas Perez
    23 junio, 2017 at 17:54

    Las puertas correderas son geniales, pero a mi me gustan mucho también las puertas plegables, son incluso más fáciles de instalar y si es necesario, las dimensiones de la puerta podrán ser corregidos mediante los paneles adicionales.

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies