Actividades Diseño Gráfico Inspiración

Letterpress en Barcelona: Bunkertype, o el valor del tiempo

El sábado pasado tuve la suerte de asistir a un workshop de Letterpress en Bunkertype. Se trata de un taller de tipografía, ubicado en Barcelona, en un sótano del barrio del Putxet. Y para mi, es un tesoro. Jesús Morentin, diseñador gráfico de formación y profesor de prestigiosas escuelas de diseño, es el responsable. Y asistir a un curso con él significa olvidar el tiempo, las prisas y dejarse llevar por música de jazz y olor a imprenta.

letterpress-bunkertype-27

letterpress-bunkertype-25

De familia de impresores, Jesús decidió un buen día recuperar una caja de tipos antigua y empezar a montar un taller de tipografía. La tipografía (que ahora está tan de moda y que se denomina en el mundo más hipster Letterpress), para los que no lo sepáis, es el sistema de tipos móviles que inventó Gutenberg en el siglo XV, vamos la imprenta moderna, que se conservó tal cual durante varios siglos.

letterpress-bunkertype-26

letterpress-bunkertype-29

letterpress-bunkertype-41

letterpress-bunkertype-10

Cómo funciona el letterpress

El sistema es muy sencillo: se componen los tipos móviles en el componedor. Los tipos se organizan meticulosamente en unos cajones por letras y signos, mayúsculas, minúsculas…

letterpress-bunkertype-20

letterpress-bunkertype-14

Es curioso que muchos términos que utilizamos en la actualidad provienen del oficio del impresor y de este sistema. Por ejemplo, se utilizan “caja baja” y “caja alta” para denominar minúsculas y mayúsculas, respectivamente, por su posición en estos cajones.

letterpress-bunkertype-39

Posteriormente se colocan en una especie de bastidor metálico que será lo que imprimirá finalmente por presión.

letterpress-bunkertype-18

Es un trabajo muy minucioso, en el que se combinan letras y espacios para que todo quede bien encajado y no se mueva al imprimir. En este paso también se ajusta el kerning (espacio entre letras), la interlínea, la alineación, etc. Todo es muy manual. Y es estupendo sentir como se pierde el control de cada detalle (los diseñadores podemos mover una palabra cincuenta veces antes de estar satisfechos con el lugar que ocupan en una composición) en virtud del trabajo mecánico, más purista y tranquilo. Y es que adaptarse a los medios de los que uno dispone, supone dejarse llevar por la esencia de la imprenta. Es un ejercicio maravilloso de desconexión.

letterpress-bunkertype-30

Posteriormente, se preparan las tintas y se entintan los tipos con rodillos.

letterpress-bunkertype-28

letterpress-bunkertype-36

letterpress-bunkertype-21

letterpress-bunkertype-31

letterpress-bunkertype-11

Se coloca el papel encima y se prensa.

letterpress-bunkertype-15

Los resultados

Bajo esta líneas, vemos una frase de una canción de Morrisey que imprimimos. Lo bueno de este sistema de impresión es que es tan manual, que cada pieza es única. Existen tantos factores tan poco automatizados que influyen en el resultado final que es imposible prever con exactitud qué obtendremos. Y ahí reside la magia.

letterpress-bunkertype-32

Los tipos móviles son de plomo (los cuerpos más pequeños) y de madera (los más grandes, por el peso). Y son antiguos (y recuperados de talleres que ya han cerrado), por lo que alomejor no tenemos todas las letras para construir una frase. Además han sufrido un desgaste por el uso. Y la cantidad de tinta, la presión que ejercemos, o el tipo de papel que utilicemos, son siempre un poco diferentes.

letterpress-bunkertype-9

Las texturas son magníficas. Y la experiencia increíble. La palabra tiempo, en Bunkertype, cobra otro significado. Yo lo llamaría “slowprinting”. Hoy en día, estamos tan obsesionados con la productividad y la eficiencia, que resulta muy enriquecedor poder frenar nuestro ritmo y dejarnos llevar por momentos como esto. Yo me siento muy afortunada de haber podido disfrutar de un workshop como éste.

letterpress-bunkertype-8

Os dejo también alguna fotografías de otra lámina que compusimos (con mi compañera Ana) con una versión de una famosa frase de Frida Kahlo que dice lo siguiente: “I paint flowers so they will not die.” reversionada en “I print letters so they will not die”.

letterpress-bunkertype-35

letterpress-bunkertype-2

letterpress-bunkertype-40

letterpress-bunkertype-37

Espero que hayáis disfrutado un ratito de Bunkertype. ¡Feliz semana! Yo la empiezo llena de energía. 😉

 

 

You Might Also Like

6 Comentarios

  • Reply
    Jesús Morentin (Bunkerman)
    23 marzo, 2015 at 11:55

    El placer fué mío, claro está! La verdad es que fué una mañana muy agradable y salieron cosas muy bonitas… 😉

  • Reply
    Hugo
    23 marzo, 2015 at 12:45

    Keep printing, Marta, keep thinking!
    Haces bonitos cuatro botes de pintura mal puestos 🙂

  • Reply
    Noemí
    23 marzo, 2015 at 13:10

    Ay, Marta. Acabo de sentir verdadera envidia! Qué chulo todo lo que cuentas y muestras.
    Las fotos, una vez más, preciosas!
    Un beso!

  • Reply
    Paula - Fotografia de un momento -
    23 marzo, 2015 at 20:15

    Que chulo la impresión a mano!

  • Reply
    Cris
    24 marzo, 2015 at 1:23

    Me ha encantado 🙂
    Si quieres te invito a que visites mi blog: mujeresrunners.com
    Un saludo
    Cris

  • Reply
    remorada
    24 marzo, 2015 at 13:52

    Mi familia siempre ha estado unida al mundo editorial y he visto pasar por mi casa las letras móviles, el letraset y la primera Mac que llegó al Perú… qué nostalgia, Marta, una super experiencia, sin duda!

    Ah, y preciosas fotos, como siempre ^^

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies