Estrés: parar y descansar

Quizás para muchos todo este post os parezca una obviedad. En realidad lo es. Pero, a veces, las personas tenemos las capacidad de complicar lo fácil. Y de simplificar las tareas más arduas.

Me explico. Y estoy segura de que muchos me entenderéis a la perfección. Mi vida funciona por ciclos que yo misma mido según el nivel de estrés. En la que denominaría fase 1, yo tengo el control sobre mi vida: elijo mis proyectos, organizo mis quehaceres, me relajo de vez en cuando, y siento que tengo el control sobre mi vida. Poco a poco, y no tengo ni idea de cómo ni por qué ocurre, esta situación inicial se va complicando. Cada vez tengo más cosas que hacer, más obligaciones, más imprevistos externos… Al principio no me doy cuenta, ya que el cambio es sutil. Lento y progresivo.

Pero llega un momento en que el ritmo se hace insoportable. Y tomo distancia. Normalmente hay un hecho puntual que me lleva a hacerlo. Puede ser que se me acentúe el tic en el ojo, o que me quede dormida vencida por el cansancio a media mañana. Pero siempre hay una señal de alerta física.

En ese instante, o en las horas posteriores, me detengo un momento. Reflexiono. Y vuelvo a mi fase 1, después de convencerme a mi misma de que la felicidad no se lleva bien con el estrés. De que tantos proyectos, planes, ambiciones y sueños cumplidos no me harán feliz. Ya que el hecho de querer cumplirlos, de querer dar siempre 4 pasos más, no me permite siquiera disfrutar del triunfo de haber conseguido llegar a una meta.

Y si al final lo único que yo quiero es ser feliz y vivir tranquila, ¿por qué me complico tanto?

Pues todo esto me pasó ayer. Y me gustaría invitaros a todos a parar un momento, hacer una introspección y valorar en qué fase estáis. ¿Vale la pena? ¿Bajamos el ritmo y vivimos?

Feliz fin de semana. Descansad.

 

La foto no es mía, es de aquí.

6 Comments

  • 28 noviembre, 2014
    reply

    No sabes CÓMO y CUÁNTO te entiendo… Así estoy yo, unas veces lo consigo, parar, coger aire y continuar… Pero otras no. Tengo mucho entusiasmo, ganas y energía, pero poco tiempo y a veces el cuerpo no puede seguir mi cabeza loca, jajaja xD ¡Y mis chicos tampoco! 😛

    Este finde por lo pronto me lo reservo para descansar, aunque tengo mil citas sociales (Descansar, descansar, poco, juas!), que por otra parte, ¡Las necesito! no es bueno estar siempre encerrada en la batcueva y tener largas conversaciones solo con un niño de 2 años y medio 😛

    Un besote guapa!!

  • 28 noviembre, 2014
    reply

    Totalment dacord Marta. I ho aplico també. Mal que me pese, Sarrià Petits ja fa dues setmanes que no té posts nous. Però no es pot tenir tot i valoro enormement estar amb els meus nens cada tarda i poder anar a dormir a una hora decent. Un petonet i descansa! Laia.

  • 28 noviembre, 2014
    reply

    He descubierto hace poquito que esto de descansar ahora se llaman: slowdays…
    Y estoy encantada!!!! Cada vez que me empiezo a estresar pienso: ey! Slowhour… Y bajo el ritmo, funciona muy muy bien! Relativizar es la clave… bueno una de tantas…

  • 29 noviembre, 2014
    reply

    completamente de acuerdo. Precisamente hoy he decidido que tengo por delante 2 días offline para disfrutar de mis princesas y nada mas¡

  • Paloma
    29 noviembre, 2014
    reply

    Que gran verdad! El sabado pasado me empecé a agobiar con el calendario de adviento… Hasta que me di cuenta de las horas que les iba a robar a las peques para montarlo, y el estres que me estaba generando! Ahora tengo 2 calendarios de Miguelañez esperando ser abiertos con la misma ilusion!!
    A disfrutar Marta!!

  • la burbuja de vir
    30 noviembre, 2014
    reply

    Ciertoooo a veces hay q coger aire y tomar distancia con aquello que nos provoca un ritmo tan acelerado que no nos permite ser nosotras mismas y disfrutat de los pequenos detalles…a veces,no se si te pasara s ti, creo que las personas tendemos a pensar que cuantas mas cosas, ocupaciones o planes tenemos mas felices seremos… Y que equivocadas estamos !!! Bonito post marta! Besos

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies