Diario de reforma, semana 1: destruir para construir

A veces, hay que destruir para construir. Y, siguiendo con el diario de reforma, y en el punto en el que estoy, me parece una metáfora perfecta para mostrar uno de los aprendizajes más importantes de la vida. Como ya os contaba aquí, mi piso, mi futuro hogar, necesita una gran puesta a punto. Es una finca antigua, y hay que rehacer instalaciones, paredes, suelos… Impresiona eh… Sí, yo también tengo miedo! Pero ahora ya estoy metida en ello, y sólo me queda avanzar.

diario-de-reforma-destruir-para-contruir-1

diario-de-reforma-destruir-para-contruir-9

Ahora mismo, el piso está destruido. Tal cual (de hecho estas fotos son de hace algunos días, ahora está bastante peor). Yo nunca había vivido una reforma de esta envergadura, y la verdad es que da una especie de angustia verlo todo roto, deshecho… En realidad, no está roto ni deshecho sino que es el paso previo a construir, a crear. Y me ha hecho reflexionar sobre la vida en general, en que muchas situaciones se complican hasta el punto en que no es posible avanzar sobre la estructura en la que estamos sino que es necesario destruirlo todo para volver a construir un futuro mejor.

diario-de-reforma-destruir-para-contruir-2

Y no debe darnos miedo la angustia de sentir que perdemos algo, o de que damos un paso atrás… Porque lo que realmente estamos haciendo es coger carrerilla para avanzar más rápidos y seguros luego. Así que aquí estoy, en el momento carrerilla, con el corazón un poco encogido y guardando esta ilusión que me ha traído hasta aquí, y que espero que no me falle en esta etapa que acabo de empezar.

diario-de-reforma-destruir-para-contruir-7

Por cierto, la penúltima foto me parece perfecta para ilustrar como me siento: mi reflejo pequeñito en la ventana de un lugar lleno de polvo, roto y con cortinas de hace 40 años…

 

6 Comments

  • María
    11 noviembre, 2015
    reply

    Hola! Nosotros compramos hace justo 2 años tb un piso pequeñito y antiguo, hicimos una reforma y a día de hoy es nuestro hogar. Las obras son duras pero pasan y siempre siempre merecen la pena. Un abrazo enorme campeona

  • 11 noviembre, 2015
    reply

    Ufffff… viendo las fotos me da un poco de pereza hasta a mí… Cuando hablabas de reforma no me imaginaba tal reforma. Ahora, no dudo que con tu gusto lo dejarás de punto en blanco. A seguir! Ànims, bonica!

  • 11 noviembre, 2015
    reply

    Romper y destruir para formar algo bonito dónde vas a vivir grandes momentos de tu vida da vértigo, pero un paso detrás de otro y sin agobios.
    Quiero ver más, me encanta este diario.
    un saludo cariñoso

  • peineta-pintxos
    11 noviembre, 2015
    reply

    Me gusta el mensaje que has trasmitido y me lo voy a aplicar

  • 30 noviembre, 2015
    reply

    Jijiiji! Es ver las rozas y acordarme… benditas rozas!!!

  • Sonia
    14 febrero, 2016
    reply

    Yo creo que el amor es lo más preciado que tenemos. Aunque a veces nos destroce.
    La destrucción sirve para volver a construir.
    Para seguir adelante y para encontrar una estructura mejor.
    Y volver a construir.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies