Desconectar, reír, saltar.

Desconectar, reír, saltar. Apagar el ordenador, olvidar los emails, los facebooks e instagrams de turno. Coger el coche, salir de la ciudad. Charlar con amigas, relajarse con la familia. Desconectar, reír, saltar. Mirar fijamente a tu hija, y no pensar en nada, sólo en mirarla. Dormirte a su lado sin tele, sin ruido, en silencio. Desconectar, reír, saltar. Hacer de cualquier cosa tu todo. Y de tu todo la esencia.

desconectar

Desconectar, reír, saltar. Levantarte con olor a café recién hecho. Ver amanecer entre los árboles. Leer. Desconectar, reír, saltar. Escuchar la risa de los niños y notar como despiertan hasta las paredes con su energía. Desconectar, reír, saltar. Entre siestas interminables y olor a madera.

Desconectar, reír, saltar. Esa es la clave.

comenta

 

4 Comments

  • 16 marzo, 2014
    reply

    Lo has descrito tan maravillosamente bien… en pocas palabras y con una imagen muy Feng…
    Me gusta tu blog… mucho… :))

    Aprovecha lo que queda del domingo… y … desconecta, ríe y salta!!!

    ;)) Bss

  • 16 marzo, 2014
    reply

    eso es lo que hay que hacer.¡¡Enhorabuena por conseguirlo!!! Y la imagen mola.

  • 17 marzo, 2014
    reply

    Bien dicho!!! La foto es preciosa, que belleza de niña!!!!!!!!!!!!!!! 🙂

  • 25 marzo, 2014
    reply

    Eso querría hacer yo todos los fines de semana.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies