Amor de madre: yo doy y tú recibes

Si algo he aprendido con la maternidad es a distinguir los tipos de amor. Hasta entonces, yo conocía el amor en que yo daba y esperaba recibir a cambio más amor. La ecuación era fácil. Yo doy. Yo recibo. Si yo recibo y no doy, es que no me interesa. Si yo doy y no recibo, mejor que eche a correr porque significa que voy a sufrir. Y con eso creía que había dado la vuelta al concepto.

Pero el Amor hacia un hijo (con mayúscula porque ese es el incondicional) no funciona así de ninguna manera. Yo doy. Y doy. Y doy. Y me preparo no a recibir, sino a retirarme cuando sea preciso. Es increíble, pero Yo no importo. Me vuelco en ti y te doy, te enseño, de la mejor manera que puedo y sé, con mi criterio, pero siempre intentando dar lo mejor de mi misma.

Y, es curioso tomar distancia unos segundos y ver la propia evolución. Ver como por arte de magia, ese amor egoísta ya no es nuestra definición de Amor absoluto. No por despreciarlo, porque también nos es necesario y muy positivo. Pero todo se vuelve relativo, excepto el Amor.

Así que sigo dando, y me preparo yo para apartarme cuando me lo pidas, te preparo a ti para volar cuando llegue el momento. De momento, seguimos andando juntas. Yo doy, y tú recibes.

_amor-de-madre-maternidad

Esta foto es de aquí.

comenta

8 Comments

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    Precioso! !!! Y muy cierto.

    Feliz Navidad y Prospero Año 2014.

    Un saludo.
    ♥♥♥

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    Q bonito post Marta!!!!!y tienes toda la razón!!!!besazos!!!

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    cuánta razón!
    Ya lo decía Saramago, que los hijos son prestados, que sólo son nuestros mientras no se valen por sí mismos, que luego son de la vida.

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    Buaaaaa! No has dicho nada que no supiera, pero la egoísta que hay en mí se rebela un poco a dar sin recibir. Aunque toca hacerlo igual jaja!
    Feliz Navidad! 🙂

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    Precioso Marta, me gusta mucho estos post que haces, puro LOVE!

  • 20 diciembre, 2013
    reply

    Perooo ¿cómo que no recibes? Desde que soy madre recibo en todo momento y mi autoestima está por las nubes, poco más me importa…jejeje. Pero sé por donde vas 😉 …Besitos

  • 26 diciembre, 2013
    reply

    ¡¡Qué bonito!! Es verdad que es como comentas, das sin esperar nada a cambio pero sí que yo siento que he recibido. Creo que yo doy y tanto él como yo recibimos. Yo recibo felicidad cada vez que lo veo sonreír, recibo amor cada vez que me hace un ay o me da un beso, …
    Felices fiestas

  • Veronica
    18 noviembre, 2017
    reply

    Me encanta tu blog

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies