Maternidad y Crianza

Adiós chupete, adiós bebe

Estas Navidades he aprovechado para quitarle el chupete a Lucía. Tiene dos años y medio. Y lo que empezó siendo una manera de relajarse, acabó siendo un vicio que empeoró cuando comenzaron las rabietas. Cada vez lo pedía más, primero para dormir, luego en casa, luego en el carro, luego a todas horas… Y una, que al final del día está cansada y vive en constante estrés, acaba por ceder poco a poco.

adios-chupete

Así que hace unas semanas, decidí dejar de luchar y empezar la campaña “Eres mayor y Papá Noel se va llevar el chupete y te lo cambiará por regalos”. Lucía parecía bastante convencida. Eso sí, me dijo que lo escondiéramos y alguna que otra artimaña inocente similar.

Cuando llegó Nochebuena, antes de acostarnos, ella misma lo colgó del árbol. Dijo que le daba miedo si Papá Noel venía hasta la cama a quitárselo.

Nos tumbamos (nosotras colechamos). Y estuvo casi dos horas emitiendo unos quejiditos como de animalito, no quería muñecos, ni mimos. Estaba triste por la despedida y lo estaba afrontando sola. Me asombré de la madurez que tenía. Finalmente se durmió, aunque esa noche estuvo inquieta.

Yo me mantuve despierta (a duras penas) durante este momento de pena, a su lado. Y cuando me pidió un abrazo se lo di.

Al día siguiente, los regalos, la familia, todo la mantuvo distraída, muy contenta y obediente.

Sorprendentemente, la segunda noche, nos fuimos a dormir y ella, cantando, exclamó sonriendo: ¡Lucía no lleva chupete! Y después de un pequeño recital de monerías, se durmió.

adios-chupete-2

Estoy muy sorprendida de como ha ido todo. Mi hija tiene mucho carácter y esperaba rabietas, llantos, patadas… Que pasara una especie de mono para superar el vicio. Pero hoy es el tercer día, con sus tres noches, y creo que está más contenta y obediente de lo habitual. Alomejor, esa relajación que le daba el chupete también le quitaba vitalidad.

Creo que la que peor lo lleva soy yo. Siento alegría de verla crecer, pero a la vez se me llena el corazón de nostalgia. Yo también me estoy despidiendo. Le digo adiós a mi bebé. No, ya no tengo un bebé. Es cierto, tengo una niña maravillosa, pero ya no tengo un bebé. Cuando dejamos hace ya meses el pañal, no me di cuenta. Pero el chupete era el último objeto físico que conservaba mi hija de bebé.

Así que, adiós chupete y adiós bebe. De todas formas, me reservo el derecho de llamarla siempre mi bebé, y os recomiendo leer este post que escribí hace tiempo sobre este tema.

Feliz fin de semana.

comenta

You Might Also Like

10 Comentarios

  • Reply
    pilar TA
    27 diciembre, 2013 at 10:06

    Jo Marta, mi hija, Lola, también tiene un vicio con el chupete, que incluso se le hacen heridas alrededor de la boca. Creo que el día que tenga que quitárselo será duro. Además le pasa como a la tuya, que ya llega un momento que lo necesita para todo. Bueno en tu caso lo necesitaba.

    Ya nos irás contando los avances. Un saludo

    Pilar

  • Reply
    carol (hadasycuscus)
    27 diciembre, 2013 at 11:26

    Es un momento duro para el peque y duro para la mami! jejeje
    pero es lo mejor para ellos!
    mi “bebe” de 4 años, sigue chupandose el dedo…y claro, eso es mas dificil de quitar!
    pero cuando lo veo, me llena de ternura la verdad!

    Un besote enorme

    CArol

  • Reply
    Nazareth
    27 diciembre, 2013 at 12:11

    Lucas dejo el chupete en verano. Tenía 3 y el lo sabía y como deshacerme de 3? Pues el primero se lo comió nuestra perrita. El segundo se lo comió el gato de la abuela y el tercero lo perdimos en la piscina. Jajaja estuvo 3 noches contándome las historias de como perdió los chupetes!

  • Reply
    elisa
    27 diciembre, 2013 at 16:02

    Como me alegro de que lo este llevando bien, por ella y por ti 🙂 te entiendo eso de que la ves hacerse mayor y te da nostalgia, me da a mi y solo tiene 10 meses 😉
    Por cierto veo q estas poniendo en práctica el “sal en la foto” 😛 como me alegro, se os ve guapisimas juntas, espero ver muchas más.
    Muaaa guapa

  • Reply
    Aroa
    28 diciembre, 2013 at 16:06

    Mi hijo T, cuando tenía dos añitos y medio dejó su teté, como él lo llamaba. Lo que hice fue esconder todos sus tetés en una caja, dejé uno a su alcance, pero con la tetina cortada, al ver que estaba roto y después de hacer aspavientos de asombro le di la manita y lo acompañé a tirarlo a la basura. Y adiós tetés, porque de los otros no tenía conciencia. Y no volvió a preguntar por él, como él lo tiró a la basura no hubo engaño pues se quedó muy convencido.

    Un abrazo. Te leo 😀

  • Reply
    Nina
    2 enero, 2014 at 14:11

    Cómo me ha hecho acordar esta entrada a mi nena.
    Tiene 2 años y 7 meses, y aunque aún no le hemos quitado el pañal (se juntó con el nacimiento del hermanito y no avisaba NUNCA) estas Navidades también aprovechamos para quitarle el chupete.
    En realidad mi marido se lo escondió días antes de Navidad.. y le dijimos que se había perdido. Y también aprovechando la navidad le dije que Papá Noel se lo había llevado a otros nenes más pequeños que no tenían…
    De momento va bien, aunque algún día ve el del bebé y me dice que el suyo ya no lo tiene.
    Pero es como tú dices, había pasado de quererlo solo para dormir, a quererlo a todas horas. Y eso que ella de bebé nunca había querido chupete.
    A ver si con el pañal tenemos la misma suerte y no es traumático.

    Aprovecho para decirte que me encanta tu blog, tanto el diseño como el contenido y esos momentos con tu niña. Feliz Año!!!

  • Reply
    Textiles infantiles para la imaginación, de Ana DelgarUna Mama Diseñadora
    8 enero, 2014 at 1:01

    […] hecho, desde que hemos dejado el chupete, Lucía tiene un muñeco favorito para irse a dormir (aparte de su mami al lado, claro). […]

  • Reply
    Isabel
    9 enero, 2014 at 20:30

    Hola Marta, yo tengo una niña de 17 meses. Me emocionas cuando hablas de la tuya y vas anticipando lo que yo viviré en unos pocos meses…

    Gracias

  • Reply
    Patricia
    17 agosto, 2014 at 19:22

    Con lagrimas en los ojos te escribo después de leer tu post. Buscando consejos para quitarle el chupete a mi pequeña he encontrado esta entrada. La mia tiene tres años recien cumplidos y soy yo la que se muere de pena por quitarselo justo por lo que dices… es el ultimo objeto físico que separa a mi bebe de mi niña mayor. Es un orgullo verla crecer y hacer cosas de mayores pero da una nostalgia tremenda saber que no volverá esa cosita tan pequeña que se dormia en tus brazos al calor de la teta. Te seguiré a partir de ahora. Un abrazo

  • Reply
    diana
    7 agosto, 2015 at 5:39

    Con mi primera hija decide quitar el chupete pq era un peligro para ella misma una que selo ccomía literalmente. Lo mordía y le arrancaba trozos de plástico, por miedo a que se atragantara santa claus se lo llevo unas navidades.
    Ahora verano 2015 se lo he quitado amigo segundo hijo por puro estrés. El no se acuerda del chupete en todo el día ya, y en cuanto se duerme lo escupe, pero por las tardes de pronto lo pedía y cuando se aburre lo lanza donde pille ( en los juguete
    S, la basura, por la ventana) y yo desesperada buscando por toda la casa cuando lopidew, he llegado a tener 5 chupetes y que de pierdan todos en un día.

    Sales a la calle y como se olvide el chupete , pelea al canto.
    Así que como el niño apenas lo usaba solo a ratos, y el mismo lo lanza por ahí decidl quitárselo definitivamente y cambiarlo por un peluche de pocoyo.
    Por ahora llora un rato a la hora de dormir pero pronto de le pasa y duermen toda la noche.

  • Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies